THAKHI-RUNA

El mundo del arte, las visiones de un mismo elemento, suelen ser amplias dispares y disonantes. El hecho mismo de que exista un objeto motivador de sensaciones e inquietudes estéticas, cataloga a este inexorablemente como pieza fundamental en la sociedad que le contiene. Por ende, todas las alegorías estéticas que sobre él se hacen son tan validas como indispensables, siempre y cuando sublimen el oficio artístico y el devenir social.


Mallorca como escenario del artista, y en este caso, del artista visual, constituye siempre un manantial de expresiones universales humanas. La isla acoge en su relieve registros del paso de diversas civilizaciones y culturas, imponentes manifestaciones geológicas. Su atmósfera guarda consigo también valores más etéreos como la soledad o más tangibles como la confluencia étnica. Todo esto no es más que influencias y motivaciones estéticas materializadas primero en la mente y el alma del artista, que luego se verán reflejadas en su obra.

El contexto social en la formación del artista connota en este ciertas influencias dentro de su propia originalidad como autor.

El compromiso del arte es consigo mismo , sinembargo las expresiones artisticas en Thakhi-runa plantean un gesto reivindicador en aras de sugerir un replanteo social , una actitud humana, inteligente, sublime, sabia, donde la calidad de vidad y los derechos humanos se gestionen y preserven dia a dia en el planeta entero.
Las circunstancias contrarias a ese planteamiento deben ser vistas, reflexionadas, revertidas , y es el arte el que dara precedente y dibujara el camino hacia.